Gracias al abono rico en nutrientes producido en el Centro Lombri-Acción y por las familias microproductoras con quienes SiKanda colabora, la siembra de ricas hortalizas orgánicas sigue avanzando en todas las escuelas y comunidades que apoyamos. SiKanda continúa transmitiendo conocimientos efectivos y un modelo altamente replicable para que los niños aprendan a cuidar el medio ambiente y a tener una alimentación más sana desde temprana edad.

A través de la construcción de huertos y compostas y de talleres de reciclaje y compostaje a 1,600 alumnos de 6 escuelas estamos alcanzando resultados muy positivos para la seguridad alimentaria. El consumo de vegetales entre los niños ha aumentado de 1 pieza por semana para 4 piezas por semana (aumento de 400%) y se notó una reducción de enfermedades gastrointestinales del 50%. Además de los importantes impactos en la salud de los niños, las familias llegan a ahorrar hasta 10 dólares americanos al mes gracias a la disminuición del consumo de comida chatarraal adoptar el uso de huertos y hábitos más sanos. Más en Facebook

043